10 joyas históricas de Galicia que muchas veces dan asco

Ya han pasado decenas de miles de años desde que los primeros homínidos eligieran Galicia para establecerse. Es por ello que contamos con una gran historia muy dilatada, una gran suerte que otros países o continentes no pueden disfrutar. Desde aquella han pasado por nuestras tierras las más diferentes culturas y pueblos llegados desde diferentes partes del mundo que nos han aportado una gran y única riqueza cultural e histórica. Relaciones atlánticas, mediterráneas, centroeuropeas, invasiones agresivas y más pacíficas como las de los romanos, suevos, bretones, visigodos, normandos, árabes, franceses y muchas más han creado una sociedad única y diferente con una cultura especial. Todos han aportado su granito de arena que han forjado nuestro devenir.
Es por esto que Galicia está repleto de yacimientos de diferentes épocas que salpican toda nuestra geografía.
Muchos son conocidos y seguramente miles estén aún sin descubrir, esperando que la casualidad los haga salir a la luz.
Pero mientras estudiamos nuestro pasado muchos de estos yacimientos conocidos que son ya parte de nuestra historia son olvidados y abandonados después de sus primeras puestas en valor. Después no existe mantenimiento, ni puesta en valor ni nada… menos mal que son muchos los colectivos y asociaciones que luchan por valorar nuestra historia y nuestro patrimonio y así intentar mantener lo que tenemos.
Últimamente nos ha llegado quejas de lugares que hasta hace 2 años fueron fruto de inversiones millonarias y que hoy ya casi no se pueden ver.

Por eso os vamos a mostrar diez yacimientos espectaculares que se encuentran en el olvido o en situaciones difíciles con el consiguiente deterioro y que deberían ser visita obligada para los que se interesan por la historia de Galicia. Todos ellos han tenido una rehabilitación pasada y un olvido futuro.

1. Adro Vello (Más info)

El primero de ellos se encuentra en la península de O Grove, concretamente en la playa de O Carreiro, en San Vicente do Mar. Años y años de abandono hacen parecer el lugar una obra parada y arruinada. Unas cutres vallas impiden el paso al yacimiento. Ya han sido muchas las promesas que hemos oído a lo largo de estos años para una rehabilitación pero lo cierto es que así sigue, un lugar con más de 2000 años de historia de ocupación.

2. Pedra Moura (Más info)

En Fragoselo, Coruxo (Vigo) existen unos grabados con más de 5000 años de antigüedad. No es raro en Galicia este tipo de grabados de esta datación pero no es tan común poder disfrutar de un completo mural que es considerado como la capilla Sixtina del arte rupestre vigués. Lo conocimos hace 25 años y ya estaba abandonado. Muchos años antes alguien se propuso protegerlos y los cerraron con un muro y una verja. Pero cuando lo visitamos solo había restos de vallas oxidadas, no había ningún tipo de señalización ni tampoco información… Veinticinco años después así sigue… bueno un poco peor, claro…

3. Castro de Alobre (Más info)

Últimamente se está hablando de una recuperación y parece ser que se ha iniciado algún trabajo de investigación. A ver si no queda en nada pues es una pena que el castro que dio origen a Vilagarcía de Arousa sea un basurero y un lugar nada indicado para iniciar el interés por la historia.

4. Torre da Fortaleza de Sarria (más info)

La mal llamada Torre do Batallón se localiza en el centro de Sarria, villa que vio crecer al ritmo del creciente interés por el Camino de Santiago. Pero una vez destruida, así quedó…

5. Pazo Torre de Guimarei (Más info)

El escudo de A Estrada está representado con una figura de un castillo que acompaña a la historia de esta comarca. Pero tan solo el escudo se ha conservado pues el castillo que que después se convertiría en un pazo, también es una ruina.

6. Aquis Origínis (Más info)

Una villa romana, una mansión en la vía de más actividad de la antigua Gallaecia. Tendrían que haber varias pero son muy pocas las que se conservan y menos en territorio gallego. El Aquis Originis, en el valle del Caldo, no consigue encontrar el empujón y el mantenimiento que se merece y por ello muchas veces la encontraremos con un poquito más de vegetación.

7. Aquis Querquennis (Más info)

Este campamento romano que fue de los pocos construidos con materiales no perecederos y que dan prueba de el enorme esfuerzo romano para romanizar estas tierras no es que esté olvidado ya que incluso cuenta con un centro de interpretación. Sin embargo es muy probable que cuando vayas solo puedas ver ese centro y no poder disfrutar del conjunto en todo su explendor pues el embalse de As Conchas tapa gran parte del año el yacimiento. Una pena, pero prima lo que prima. Debajo de las aguas de este embalse también tenemos uno de los pocos puentes en Galicia que conservaba gran parte de su fábrica romana.

8. Castillo de A Proba (Más info).

Navia de Suarna se encuentra en un lugar idílico, un lugar que muchos envidiarían. La pequeña villa mantiene un espectacular puente sobre el Navia y un castillo que es una vergüenza. El feísmo se apoderó de él ya hace unos años y nadie ha conseguido convertir esta villa en el conjunto más espectacular del noreste de Galicia, y condiciones no le faltan.

9. Santa Comba de Naves (Más info)

Un monasterio que un día fue centro cultural de la comarca y que hoy es centro de olvido de la provincia. Poco faltó para vender su piedra no hace mucho y nada faltó para llevarse su tejado para adornar una famosa sucursal bancaria.

10. Castelo da Palma (Más info)

En Mugardos y vigilando la Ría de Ferrol existieron muchas fortalezas y baterías militares a lo largo de los siglos. Una de ellas sobrevivió el paso de los siglos pero no está resistiendo el devenir del presente. Abandonado, nadie encuentra una solución a este castillo que forma parte de la historia de Galicia.

La verdad es que podíamos hace una lista interminable pero poco a poco iremos conociendo estos lugares que nos despiertan un gran interés.

Un comentario en “10 joyas históricas de Galicia que muchas veces dan asco

  1. Genial artículo me recuerda cuando me hospedé en Galicia. Ese viaje lo hice con mi hija y mi hermana, recorrimos casi todo el Castelo da Palma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *