Visitando petroglifos: A Coutada

Los petroglifos de A Coutada fueron descubiertos el pasado mes de diciembre después de que los desvastadores incendios dejaran al aire libre uno de los conjuntos rupestres más importantes encontrados en los últimos veinte años en Galicia. Su variada simbología como sus motivos zoomorfos, antropomorfos y geométricos, así como su buen estado de conservación, supusieron un grandísimo aporte a la arqueología rupestre actual.

Debido a nuestra cercanía geográfica con los grabados, decidimos ir a visitarlos en familia y conocer de primera mano esa maravilla artística.

Al acercarnos a la pista que da acceso a los conjuntos, pronto nos dimos cuenta de la verdadera magnitud de los devastadores incendios de As Neves del pasado octubre. No quedaba nada con vida, tan solo una fina capa de verde hierba que empezaba a brotar a los lados de la pista y unos pocos helechos recién nacidos, todo lo demás era negro, todo lucía para nuestro pesar color ceniza. Resaltaba el monte bajo quemado, los troncos ya sin vida de las numerosas especies invasoras y sobre todo el agua que bajaba formando regatos que daban la impresión que eran cualquier cosa menos un río con vida… más bien parecían cloacas desaguando ácido después de una devastación nuclear.

Aspecto de la zona quemada

En fin, nuestro objetivo era otro y abrimos bien los ojos para encontrar el nuevo legado prehistórico.

Al dejar el vehículo en el cruce de la carretera ya nos encontramos con la sorpresa de unos grabados que no conocíamos pero que ya estaban catalogados y eran bien conocidos. Eran los petroglifos de A Cabreira, cuyo cartel quemado tan solo unos días después de haber sido instalado, nos los mostraba como Coto do Ribado.

Allí nos sorprendió la gran serpiente que algunos denominan “A Serpe Preñada”.

Serpe Preñada. A Cabreira

Un poco a ciegas seguimos nuestro camino matinal en donde la niebla era la protagonista y los primeros rayos de sol no daban muestra de aparecer.

Instintivamente y guiados por los caminos creados por todos aquellos que ya habían tenido la oportunidad de visitarlos, llegamos sin problemas a la gran piedra, no sin antes conocer los de Couto de Morgallón, que ya eran conocido también.

Seguía la niebla y cuando vimos la gran roca y desde la posición que teníamos a penas nos llamó la atención unas coviñas ligeramente marcadas… Tuvimos que agudizar nuestra vista para darnos cuenta que aquella era la famosa roca. Entre cierta desilusión salieron de entre la niebla los primeros rayos de sol y como si una interpretación escénica se tratara empezaron a salir a la vista decenas de impresionantes y bien marcados grabados. ¡Lo que hacía la luz, un espectáculo maravilloso! Empachados de arte rupestre y ahora ya entusiasmados, recorrimos todo el conjunto de As Coutadas I y II y nos fuimos con un gran sabor de boca recorriendo de nuevo ahora ya con una gran luz los petroglifos de A Cabreira y nos marchamos prometiendo regresar por la tarde para ver como incidían los rayos al atardecer.

Os dejamos una muestra de antes de la luz y después de un minuto (Al final del artículo podréis ver las fotos nocturnas).

Antes de salir el sol
Petroglifos húmedos y con los primeros rayos

Retornamos por la tarde, un poco antes de oscurecer y volvimos a disfrutar de otro colorido y sombreado en los dibujos milenarios.

Cuando nos disponíamos a volver, un vehículo se detuvo junto a nosotros y amablemente sus ocupantes nos invitaron a ver los petroglifos de As Coutadas por la noche con un gran foco con el cual venían provistos.

Aceptamos de buen agrado y más cuando uno de ellos nos dijo que había sido uno de los descubridores del nuevo conjunto, Pepe O Buraco, un gran apasionado del tema.

A continuación se nos presentó el compañero que para nuestra sorpresa nos dijo que era Pablo Novoa, un afamado estudioso del tema de los petroglifos y grabados no solo de Galicia sino de todo el mundo y autor de numerosos libros sobre la temática.

¡Cómo íbamos a negarnos! y más que sería la primera vez que pudiéramos ver los grabados de noche con una luz tan especial y empapándonos con unos conocimientos de dos expertos del tema.

Una gran noche, y más cuando se encendió la luz y pudimos disfrutar de la escenografía y de todos los detalles del conjunto de As Coutadas.

Desde luego elegimos un gran día para conocer este nuevo legado milenario.

Gracias, José Álvarez y Pablo Novoa.

Información sobre los petroglifos de As Coutadas en GALICIA MÁXICA. (Pincha aquí)

Todas las fotos del conjunto: https://photos.app.goo.gl/fReITgMtfBI2R2GI2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *