Castro das Barreiras, un castro diferente

Cuando más tranquilos estábamos con lo aprendido llega la excepción a la regla y rompe el todos así son, así están… para crear el cada uno tiene sus características propias aunque comparta con los demás castros algunas comunes.
Y por qué es noticia este Castro das Barreiras, pues porque muchos ya lo llaman el “Expediente X” de la cultura castrexa.
El Castro das Barreiras en Vimianzo se convierte en un punto de inicio, no diremos tanto que igual se me enfadan los expertos.

 

Ya sabemos que en la arqueología no existe esto del punto final, nunca es posible zanjar la historia porque los nuevos descubrimientos añaden más información a lo aprendido, o cambian lo estudiado, siempre tenemos un punto y seguido, con él continuamos aprendiendo, lo hacemos con cada una de las excavaciones que dejan a la luz los vestigios del pasado, pero seguro que estarás pensando “mira que se enrolla y yo aquí esperando el por qué de tanto asombro”. Este castro está en una llanura nada común en estos asentamientos que siempre se construían en zonas altas para protegerse y tener más visión para la vigilancia ante futuros ataques. Me dirás “los costeros tampoco están en altura”, pues ahí tienes razón pero por aquí mar no tenemos, encontrarse con una vivienda de 11 metros es extraordinario, curioso y que rompe con el fijado tamaño al que estábamos acostumbrados en lo castrexo.

Las excavaciones realizadas han evidenciado un gran incendio antes de su romanización y es por ello que mantiene ocultas sus características galaicas prerromanas pues antes de la llegada de estos fue abandonado. Contradictoriamente los incendios en este tipo de poblados contribuyen enormemente a su estudio por parte de los arqueólogos pues permiten diferenciar con fidelidad las diferentes etapas y además a veces estos asentamientos son abandonados y dejados tan y como estaban anteriormente al incendio.