Conoce nuestros tres nuevos lugares en A Pobra do Brollón. No los olvidarás

En la última entrada os mostramos un mirador desde donde se divisaban unas vistas espectaculares de la Ribeira Sacra. Pues hoy realizamos nuestra visita por el mismo concello en donde se asienta el mirador de A Capela, A Pobra do Brollón. Nos vamos cara al norte y pronto nos detenemos ante un conjunto excepcional de bodegas tradicionales que según la tradición oral sus orígenes se remontan a más de mil años. Sin embargo las construcciones rehabilitadas de hoy día son de los siglos XVII y XVIII. Estos pequeños “furanchos” se abren durante las fiestas de mayo y durante los meses de Julio y Agosto y en ellos podremos disfrutar del vino de A Ribeira Sacra y de buenas tapas como el pulpo o la empanada. Son las bodegas tradicionales de A Abelaira.

ADEGAS MILENARIAS DE VILACHÁ (VER MÁS INFO AQUÍ):

Adegas de Vilachá
Interior del pequeño museo
Otro detalle de una de las calles de las bodegas

Más al norte, ya en la parroquia de Liñares, nos vamos a ver otro rincón milenario. Esta vez se trata de una obra creada por la naturaleza en forma de un gigantesco alcornoque que el concello de A Pobra de Brollón quiere conservar. Su tronco mide más de 10 metros de diámetro.

SOBREIRA MILENARIA DE SANTIORXO (VER MÁS INFO AQUÍ):

La “sobreira” milenaria de Santiorxo
Sobreira de Santiorxo

Por último nos adentramos en el estrecho y profundo valle del Cabe en dirección a O Incio. Nos detenemos en el medio del valle, en O Biduedo, parroquia de A Oútara. Nos adentramos caminando por Biduedo por un estrecho camino que antaño era utilizado para el transporte de minerales como el hierro, extraído del lugar a donde nos dirigimos. Pronto descubriremos un agujero en la roca impresionate, en donde el color verde fosforescente se mezcla con el óxido de hierro de la roca. Allí veremos unos pequeños pájaros revolotear que en Galicia llamamos “choias”. Son estos pájaros los que dan nombre a la cueva, A Cova das Choias, una cavidad natural de más de 200 metros de galerías y un alto máximo de 30 metros en donde antaño se extraía el hierro para las vecinas herrerías. Dicen que ya los romanos explotaron este lugar.

COVA DAS CHOIAS (VER MÁS INFO AQUÍ):

Salida de la Cova das Choias
Entrada a la cavidad
“Schistostega pennata”, o vulgarmente conocido como Musgo Luminoso

En la próxima entrada dejamos A Pobra do Brollón y pasamos a O Incio y a O Courel para conocer las ruinas de un balneario y de un castillo, además de otros lugares magníficos y espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *