Historias para no dormir son aquellas que hacen de tus noches, sus días.

Algo parecido nos pasa aquí, en Galicia y no es por historias para no dormir sino por la historia de nuestro pueblo, que abandonada y diseminada por nuestra geografía espera salir de su peor pesadilla, la indiferencia.
Lejos de darle valor y conservar el patrimonio aquí en Galicia por desgracia desaparece fruto del paso del tiempo.
Seguimos creyendo en las palabras mágicas…”valora y cuida”.

El patrimonio, nuestra riqueza cultural, tiende a olvidarse si no lo remediamos entre tod@s desaparecerá, no sabemos muy bien que es lo que impide la concienciación, no entendemos esa falta de sensibilidad por lo que es de tod@s, lo que esta claro es que si no hacemos algo pronto las joyas arquitectónicas y los tesoros del pueblo gallego no existirán para nadie.
Desde siempre hemos pensado que si no se ve, no duele y si está escondido, no existe. Con nuestra página queremos ser la voz de ese patrimonio, que con esfuerzo levantaron nuestros ancestros, que guarda secretos y cuenta historias que nos enseña cual fue el motor de la economia de muchas familias o nos muestra nuestro arte.
Queremos pedir que las iglesias que se abandonen sean del pueblo, si les daremos utilidad, serán espacios en los que la cultura tendra cabida y las creencias pasarán a convertirse en nuestr@s proyectos.

Creemos firmemente en los lugares de encuentro, en las construcciones a nuestro servicio y en la valoración y conservación de las piezas esenciales de nuestra cultura porque nunca se entenderá nuestro pueblo sin sus bienes, por decirlo de otra forma, no sabremos a donde vamos si no conocemos de donde venimos.
Este es el caso de esta joya arquitectónica un viejo molino que cada año que pasa encontramos más abandonado y descuidado, ¿será que la vegetación es la única que quiere arropar esta joya?,aún así, nos sorprende que sigue emanando su esencia y en pie e imponente lucha contra el tiempo.

Muíño de Maquías

Formas de denunciar el abandono del patrimonio:
Defensor del pueblo
Xunta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *