Río Miño, Ribeira Sacra

La otra Ribeira Sacra, el valle del Miño en 100 fotos

Cuando hablamos de la Ribeira Sacra lo primero que se nos viene a la mente es el Sil y sus espectaculares cañones, su arte y sus viñedos. Pero la Ribeira Sacra no solo está formada por este impresionante valle sino que su extensión abarca mucho más. Además de los afluentes del Sil, como el Cabe, la Ribeira Sacra se extiende también por gran parte del río Miño, desde A Peroxa hasta Portomarín. Este valle esconde también verdaderas maravillas de la naturaleza y excelente muestras de arte y arquitectura escondidas en los profundos valles. Carballedo, Chantada, Pantón, Paradela, Portomarín, O Saviñao, Taboada y A Peroxa son los concellos que acogen este espectacular entorno.
A pesar de no tener las grandes paredes inclinadas del Sil el valle del Miño no dejará de sorprendernos en toda su extensión . Por eso queremos hacerle este pequeño homenaje invitaros a conocerla a través de estas 100 fotografías de lo que nosotros hemos visto. Esto es solo una pequeña muestra de lo que os encontraréis.

Os Peares
Os Peares, donde el Sil se une al Miño
Os Peares
El Miño en Os Peares
Desde Pesqueiras (info)
El Miño desde Pesqueiras, en Pantón, embalsado por la presa de Os Peares
Capela da Costria, aunque en el valle del Miño aún pertenece a Nogueira de Ramuín
Los restos del castillo de A Peroxa, “desmembrado” el siglo pasado.
Desde el castillo de A Peroxa
Iglesia de San Xoán da Cova
Iglesia de San Xoán da Cova, ya en Carballedo, con su espadaña barroca
Ábside de San Xoán da Cova
El ábside y la fachada lateral de San Xoán da Cova nos muestra el románico en todo su esplendor.
Fachada de Santo Estevo de Chouzán, al igual que la iglesia de A Cova trasladada de su posición original por la construcción del embalse.
Ábside de Santo Estevo de Chouzán
Aruitectura tradicional
Arquitectura tradicional
Chouzán
Chiuzán
Desde Chouzán río arriba
Iglesia de Atán en Pantón, en frente de Carballedo
Atán
El bebedor de Atán, que aunque no lo parezca no hace otra cosa que tocar un dolio, instrumento musical.
San Miguel de Eiré, otra muestra románica de Pantón.
Torre de Marce
Restos de lo que fue una importante torre de vigilancia de la Ribeira Sacra, hoy convertida en galpón. La torre de Marce que con su sombra se contaba que tapaba la iglesia de Chouzán, en la orilla opuesta.
Torre del reloj, homenaje al emigrante, en Marce
Arquitectura en Marce
Sequeiro
Sequeiro en Marce, camino de la fervenza de Augacaída. Las castañas fueron de suma importancia para el sustento y economía de estas zonas.
Horquilla de carro y otros.
Ganado porcino en libertad por los bosques del valle
El valle de O Rego Aguianza antes de vertir sus aguas al Miño
Fervenza do Garabullo, Graullo o Fondós
Vistas desde Nogueira
Iglesia de Nogueira
Iglesia de San Martiño da Cova, en frente de O Cabo do Mundo
O Cabo do Mundo
Iglesia de Fión
Puente de Portotide
Llegando a Belesar
Iglesia Santo Estevo de Ribas de Miño, otro ejemplo de románico
Espadaña barroca exenta en Ribas de Miño
Espectacular fachada románica de Santo Estevo
Portada de Santo Estevo
Al fondo el gran embalse de Belesar, ya en San Fiz de Asma, Chantada.
Diomondi, en O Saviñao
Presa de Belesar
Interior del abandonado e inacabado templo de Fátima, en Chantada
Santuario de Fátima
Santuario de Guadalupe, también en O Saviñao
Ponte Mourulle, uniendo Taboada y O Saviñao, de mediados del siglo pasado
Monasterio de San Facundo, de origen románico. En Paradela
Puente de Portomarín, con el nivel bajo del embalse que deja ver en antiguo puente construido antes de hacer el embalse de Belesar.
Restos de Portomarín, villa que tuvo que ser desplazada de la orilla por motivo del embalse
Lo que queda del antiguo puente de Portomarín, aunque cuando el nivel es bajo aún se pueden ver restos del puente medieval sobre el río Miño
La iglesia de Portomarín, casi fortaleza
Iglesia de Seteventos, en O Saviñao

Y esto ha sido todo por hoy aunque aún nos quedan maravillosos lugares y rincones que recorrer en esta Ribeira Sacra que esperamos conocerlos prontos.

Si has llegado hasta aquí te agradecemos profundamente tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *