Para el Frío un Top de comidas gallegas invernales

Para combatir el frío nada mejor que encender calefacciones a tope pero como los bolsillos también están temblando tanto que hasta nos duelen y las eléctricas lejos de calentar nuestras casas nos enfrían la economía,,,,

recurriremos a meterle al cuerpo algo de energía extra con la comida. He dicho EXTRA.

Una lista con las comidas invernales gallegas que mejor sientan en estos días frioleros, sanas y que ayudan a nuestro sistema inmunológico y así, mantendremos las bajas temperaturas a raya. Tranquilos también hay mucho VERDE.

Después de los excesos navideños y algunos con la fría ensalada, verduritas, cocido y todo a la plancha en la mesa estarán pensando mejor congelado y luciendo cuerpecillo que sepas que lo vas a tener difícil enfundad@ en tanta ropa pero no me olvido de vosotros y os acompaño con esfuerzo, tendremos todos de lo nuestro en la entrada.

Para los que nos preocupa más estos días de ola de frío estar calentitos y llevar ropita floja deciros que hay tiempo para ensaladas y a la plancha en cuanto deshiele 😉 un buen cocido te quitará “o frío do corpo” doy por iniciado el Precocido Day.

Comienzo pues con los platos menos caloríficos pero que son medicina natural contra resfriados, catarros y males frioleros. Ahí van estos tres platiños especiales, sírvete.
Caldo gallego, sopa y sopas de burro cansado, vale está un pouquiño más fuerte pero “carallo, un día es un día”.
Tan famoso y con múltiples cualidades el caldiño se muestra en el Top del cucharon, económico, facilón de preparar y ni os cuento lo que cunde 😉

Lo normal es que la sopa sea con el líquido de un buen cocido, esa agua que lleva en su esencia y el sabor todos los manjares que van incluídos en la preparación de un buen cocido. Pero para los que tenéis el cocido en la lista de prohibitivo os dejo una receta para que la hagáis con el líquido de cocer unas cuantas verduras de hoja verde, las que quieras o más te gusten espinacas, acelgas, grelos, alcachofas… además de ser deliciosas favorecen al sistema inmunológico, son ricas en antioxidantes y son perfectas para ti, ya que combinan en dietas que combatan el sobrepeso por su escaso aporte calórico y su alto poder saciante.


Sopas de Burro Cansado, Receta Gallega Con Tradición

Aquí me he tirado un poquito a la piscina con las sopas de burro cansado, las mejor que he probado han sido en Monforte y os aseguro que son el mejor remedio para entrar en calor una noche fría de invierno y si las tomas en buena compañía serán milagrosas 😉 no volverás a tener jamás frío 🙂 os dije que me tiré a la piscina ¿no?

Os contaré un poco más sobre la historia de esta sopas. Son conocidas como sopa de vino, tienen al azúcar como protagonista. Se trata de vino tinto nuevo, es decir, el elaborado con la uva recogida en esa misma cosecha, con azúcar y pan remojado en la mezcla. Se hereda de los trabajadores de campo que durante décadas, trabajando en condiciones hostiles, afrontaban el largo y frío día con este redbull a la gallega.

Las Legumbres deben ser prioridad en nuestras mesas,
lentejas, alubias, garbanzos… estos deliciosos alimentos brindan al organismo la energía necesaria para combatir un duro día de invierno. Además, añaden proteínas, fibra y numerosas vitaminas.

El Pescadito también nos encanta con el frío y ¿si hacemos una caldeirada de merluza?. El origen de esta preparación típica gallega del pescado, conocida popularmente como “caldeirada” o “ajada” viene de la tradición más puramente marinera. Se preparaba en el barco en alta mar, comentaros que tradicionalmente se usaba como agua de cocción el agua del mar. me encanta la receta que os dejo arriba pero sin guisantes y no porque les tenga manía es que nunca se los he añadido. Ah y esta receta cambiando merluza por raya 😉 de rechupete y así con todos los pescados blancos que quieras.

o un ¿guiso de choupas? que es más económico y con patatas o arroz será uno de nuestros platos familiares preferidos.

Las Carnes rojas son las proteínas que deben estar presentes en la dieta habitual de un adulto ya que ejercen funciones importantes, como el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Las carnes rojas son además ricas en hierro, ácido fólico y vitaminas B12, B1, B2 y B5
Para no asustaros mucho con el rojo comenzamos con un lacón con grelos que es un mixto entre rojo y verde que aconsejan los expertos en bajas temperaturas y los que más saben de gastronomía. Los grelos son la verdura por excelencia de los gallegos, nuestro mejor aliado y me darían para cinco entradas porque sus propiedades son infinitas y su sabor inconfundible, pues sí, he de reconocer que en demasía soy de grelos.

¿Cómo te quedas si te cuento que refuerza el sistema inmunitario, nervioso y cardiovascular, la salud ocular y la fertilidad (esto no lo puedo asegurar:::)?.

Esta verdura los grelos son una buena fuente vitamina B9, necesaria para una buena renovación de los glóbulos rojos y para prevenir la anemia.
Los grelos, tan pobres en grasas (ya te estás frotando las manos), sorprenden por su contenido en vitamina E; 100 g aportan un 10% de la cantidad diaria recomendada.
Entre sus minerales destacan el manganeso, cobre, potasio, magnesio y hierro. Una ración cubre el 17% de las necesidades diarias de manganeso y el 13% de las de cobre.


Caldo gallego vegetariano

Si piensas o juegas a tener un niño, ya sabes el frío es malo, malo y hay que arrimarse bien para echarlo del cuerpo (es broma que igual como tenemos últimamente el umbral del humor alguno se me enfada). Son muy ricos en vitamina B9 o ácido fólico, esencial para el desarrollo correcto del sistema nervioso y para evitar trastornos en el niño como la espina bífida.
Posee efectos beneficiosos para prevenir el estreñimiento, la obesidad, la hipercolesterolemia o el cáncer colorrectal.

Ahora los Cuatro platos contundentes y los dejé para el final porque a más de un dietero le habrá entrado a estas alturas hambre y se habrá ido ya 😉 pero antes he de deciros algo sobre el pollo y carnes blancas: Está científicamente comprobado que el pollo es un alimento que calienta el cuerpo y te ayudará a evitar el frío y la fiebre. Al parecer inhibe la inflamación, que es probablemente el factor decisivo a la hora de contraer infecciones de garganta. Más de uno seguro que recuerda los caldiños de la abuela pues eran muy sabias porque nos ayudaban a mantenernos hidratados, importantísimo en procesos febriles y nos daban ese placebo al dolor porque sentaba muy bien algo calentito para la garganta .

Cocido gallego

Carne o caldeiro

Callos

Botelo

Bebidas invernales pues como no podía ser de otra forma no puede faltar el zumo de naranja en la familia una fuente muy importante de vitamina C y ácido fólico, que ayudan a combatir los resfriados y también a mantener las defensas.

Y cómo no, una un poco más fuerte y para mayores, la Queimada y aquí digo que es nuestra poción mágica preferida, nuestra bebida de dioses que cura todo mal, protege de ellos y hace que el sistema anímico se dispare gracias al termómetro de la risa. Si eres feliz te curas antes, dicen. No recomendamos su ingesta diaria pero si recomendamos el compartirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *