Si vas a comer lamprea date una vuelta por Arbo

Cuando hablamos de Arbo lo más probable es que pensemos en su plato culinario por excelencia, la lamprea del Miño. Su fama es tal que incluso ha traspasado fronteras y por ello se convierte por derecho en la capital de la lamprea. A finales de abril se celebra la fiesta en relación a este pez prehistórico que es pescado en el Miño desde tiempos inmemoriales. Hay quién afirma que antes de la romanización ya existían las pesqueiras y los pescos.
Nosotros os invitamos a conocer este municipio no solo por su lamprea sino por su alto valor natural, histórico y artístico. Para ello empezamos recorriendo la orilla del Miño por una pequeña ruta conocida como Senda das Pesqueiras. Allí y por un recorrido de poco menos de 1 kilómetro veremos varios pescos a la orilla del hermoso paraje que aquí forma el río Miño. Varios paneles informativos nos acercarán al mundo de la pesca artesanal.

RUTA DE LAS PESQUEIRAS:

Ruta das Pesqueiras

La ruta comienza en una playa fluvial, la playa de Sela, en donde podremos ver, si el nivel del río lo permite, la surgencia de un manantial de aguas mineromedicinales que fueron declaradas de utilidad pública a principios del siglo XX. El agua incluso llegó a embotellarse y el lugar gozó de un tránsito impensable en estas fechas.

PLAYA FLUVIAL Y MANANTIAL DE SELA:

Playa fluvial de Sela

Dejamos el río Miño y nos vamos a un afluente, el Deva. Este río es cruzado en el Coto de Mourentán por un bello puente centenario que fue punto de batalla entre el invasor francés y el pueblo defensor. Se le conoce como Ponte de San Xoán.

PUENTE DE SAN XOÁN:

Ponte de San Xoán

Junto a este veremos un aserradero reconstruido y un viejo molino harinero en ruinas. Podremos pasar una jornada única en el área recreativa que se encuentra junto al puente y que forma una fantástica playa fluvial.

ÁREA Y PLAYA FLUVIAL DEL DEVA:

Playa fluvial del Deva

Después buscamos otro afluente más, pero esta vez más modesto. Se trata del río Cea en donde vamos a localizar una muestra de arte popular en forma de molinos de agua. Concretamente tenemos que buscar un pequeño arroyo que vierte las aguas al Cea y que se le conoce como Rego do Enxeño. Aquí veremos el Parque Etnográfico dos Muíños da Rocha.

MUÍÑOS DA ROCHA:

Muíños da Rocha

Arrollo arriba nos topamos con unas impresionantes ruinas tragadas por la vegetación de un gran molino aserradero que curiosamente da el nombre al arroyo y a una fuente situada un poco más arriba. “Enxeño” en gallego designa una “maquinaria o ingenio”. Un lavadero y los restos de tres molinos más los podremos encontrar en el camino que sigue río arriba.

MUÍÑO Y ASERRADERO DO ENXEÑO:

Aserradero do Enxeño
Detalle de la noria del molino

Ahora dejamos este frondoso valle y nos vamos a conocer un curioso molino junto a la carretera.

MUÍÑO DO REGO DE LAMAS:

Muíño do Rego de Lamas

Seguimos la carretera de Os Eidos y nos vamos A Ermida en donde veremos un conjunto arquitectónico formado por una capilla, un cruceiro y un peto barroco.

PLAZA DE SANTA ISABEL:

Peto barroco policromado

De nuevo nos topamos con otro conjunto si cabe aún más interesante. Está localizado en Barcela, en una gran plaza. Otro peto, un calvario, un cruceiro, una farola y una capilla dedicada a la Virgen de los Remedios nos harán pensar en que allí había algo más antes de su cristianización.

PLAZA DE BARCELA:

Calvario y cruceiro de Barcela

Para rematar conoceremos la iglesia parroquial de Santa María de Arbo y la playa fluvial y el paseo.

IGLESIA PARROQUIAL DE STA. MARÍA DE ARBO:

Iglesia parroquial de Arbo

PLAYA Y PASEO FLUVIAL DE ARBO:

Puente internacional de Arbo y Melgaço
“Butrón” para la pesca de la lamprea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *