¡Sorpresa! Un “neveiro” recuperado

Grata sorpresa la que nos llevamos al ir a visitar de nuevo los restos del “Neveiro dos Frades”, también conocido como de A Franqueira y propiedad en su antigüedad de los monjes de este cercano monasterio.

Hace tiempo supimos de su existencia y nos decidimos ir a encontrar sus restos. No fue fácil, pues no aparecía en los mapas y por supuesto no estaba señalizado, pues no eran muchos los que conocieran su existencia. Gracias a lectura especializada, a la intuición y sobre todo al “dichoso” Google Earth pudimos localizar sus restos casi imperceptibles de aquella sobre el mapa.

Neveiro dos Frades
El “neveiro” cuando lo conocimos. Apenas se apreciaba su forma y mínimamente su estructura

Era sabido que sus restos no podrían estar en buen estado pero aún así la decepción fue grande, pues no entendíamos como un elemento patrimonial de casi 500 años pudiera estar en semejante olvido. Las filtraciones de agua habían provocado desplomes en sus muros y los incendios arrastraron gran cantidad de deshechos hacia dentro como ramas y árboles.

El muro que circunda el “almacén de hielo”

Este fin de semana nos propusimos volver a visitarlo y la sorpresa fue mayúscula ya que el “neveiro” estaba recuperado y en gran parte restaurado. No sabíamos quién fue el autor de la recuperación, ni siquiera quién la financiara, pues las noticias sobre este hecho brillan por su ausencia. Después de haber publicado este artículo nos aclararon que fue promovido por el Concello de A Cañiza y la Agencia de Turismo de Galicia y financiado por la Deputación. La obra la llevó a cabo OlaEstudio.

Así luce en mayo de 2018

Una placa lucía frente a ella informándonos del nombre del nevero. No había más información ni tampoco estaba señalizado como llegar hasta él. Pero menos mal, un elemento patrimonial que parece que se ha salvado por el momento ya que normalmente las actualizaciones que hacemos en Galicia Máxica no suelen ser para bien.

Podremos ver más fotos de su recuperación aquí.

Esperemos su mantenimiento y su señalización ya que da la impresión de que la intervención aún no ha acabado.