¿Y las aras del Monte do Facho?

A finales de diciembre salió a la luz en medios de comunicación de renombre  una publicación en donde se hablaba que en el yacimiento del Monte do Facho se  habían expuesto al público unas réplicas de las aras que en una época lucieron en este lugar. Se dice que el monte do Facho fue, después de un poblado castrexo, un santuario cuya devoción siguió incluso después de  la conquista romana. Estos, con tal de mantener a la población tranquila, no les preocupaba nada estos cultos. Está claro que en el Facho hay magia, una magia que también debía emanar hace 2000 años. Así fue como los devotos subían las aras talladas por ellos mismos para su posterior colocación sobre la croa del castro, en unión espiritual con el océano y con el astro rey. Cuentan que eran tantas las aras que se convirtió en un aunténtico “bosque de aras”. Veinte siglos después una de las actuaciones previstas por la diputación consistía en la reproducción de alguna de estas aras para su posterior colocación en el yacimiento.
Como decíamos, después de dos años, la prensa anunció la colocación de unas réplicas:
http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2014/12/26/o-facho-luce-replicas-tres/1155868.html

Ya anteriormente encontramos noticias en referencia a la colocación de las aras del año 2013 y otra del 2014 (ya estamos en 2015:

http://www.atlantico.net/articulo/area-metropolitana/aras-volveran-verano-yacimiento-cangues-facho/20130403011548000845.html

http://ocio.farodevigo.es/agenda/noticias/nws-175400-el-concello-instalara-o-facho-replicas-aras-encontradas-yacimiento.html

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2014/02/01/abril-facho-tendra-tres-replicas-aras-romanas/00031391255587924116203.htm

No encontraréis ninguna que os diga que no están, así que por eso hemos realizado esta entrada.

Imagen del Faro de Vigo

Esto nos llevó, por cercanía y por el mero placer que nos produce este lugar, a darnos un paseo para integrar las aras y renovar un poco el sitio en nuestra página. Cuando ascendimos a la cima no fuimos capaces de encontrarlas y en las excavaciones no se podían ver tampoco. El recinto estaba cerrado con una cuerda por lo que no quisimos atravesar el precinto, con el fin de respetar el trabajo de las excavaciones. Supusimos que allí estarían, lejos de los ojos de los visitantes. Nos fuimos resignados ya que aunque fueran réplicas resultaría llamativo poder verlas. Esto nos llevó a informarnos sobre el suceso, pero en la red no descubrimos nada. Le preguntamos a varias personas, pero todas sufrían de desconocimiento. Por fin una empresa dedicada a la arqueología se ofreció a informarse del paradero de las aras. Así fue como nos dijeron que las aras “no lucían” como afirmaba el periódico. Por lo viso sólo lucieron unos momentos y fue el instante en que los medios de comunicación hicieron las fotografías. ¿Pero… entonces que esperan? ¿Porque las han llevado y retirado? ¿No estarán en algún despacho ya? ¿No saben decir la verdad y que no está? Señores responsables, existen gente en Galicia y fuera de ella que se interesa por el patrimonio y este tipo de noticias no pasará desaparcibida para ello, aunque sólo sean unas copias … Lo que no sé es que fotos salieron en la prensa pues solo vimos una y para eso apoyadas sobre una muralla. Subirlas para una sesión fotográfica y ni siquiera ponerlas en un lugar aproximado no tiene precio, para todo lo demás “Tarjeta Black”.

Quizás sea solo propaganda barata para que la gente piense que las inversiones en patrimonio son importantes y este se valora convenientemente. Fueron muchas la noticias que leímos sobre este yacimiento y la verdad es que descontando unas pocas excavaciones y tareas de limpieza (menos mal), el lugar está exactamente igual que hace cinco años, cuando lo visitamos por primera vez. De poco sirve haber sido nombrado BIC ya que los bolígrafos son más valorados que estos. La noticias de este yacimiento son como las señales informativas de patrimonio que sabes que lugares hay, pues se pueden observar muchas señales en las carreteras principales, pero ojo, cuando se trata de seguir el rastro de una de ellas, olvídate, pues lo más probable es que no localizes el lugar deseado.

En fin, no vayas al Monte do Facho a ver las réplicas de las aras, vete a disfrutar del lugar, de su naturaleza, de su pureza, de su historia, que seguro que este lugar no te defraudará, con aras o sin aras.

Garita del siglo XVIII de la cima
Excavación del castro de Monte do Facho

MONTE DO FACHO EN GALICIA MÁXICA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *